Uno de los principales criterios para la selección es la presencia de la vocación y experiencia de servicio a la sociedad por parte de cada joven.

Deberán tener entre 20 y 30 años, ser estudiantes o egresados de educación superior. Además de pasar el proceso de selección diseñado para este fin.

También es necesario poseer cualidades psicológicas que les permitan participar de la experiencia de autoconocimiento, crecer en adultez, trabajar en grupo y vivir en comunidad con jóvenes de diferentes nacionalidades y culturas.